NYT se pasó por el punto otra vez: el crimen de la frontera tiene impacto en ambos lados

(translated by Jessie Hollingsworth)

Posted on March 20 http://leemaril.com/author/leemaril/ NYT Misses the Point Again: Border Crime Impacts Both Sides

Cuando yo iniciaba a pensar que el articulo este domingo en el New York Times sobre el crimen de la frontera lo tenía correcto, algo falló.  El cuento por Damien Cave titulado “En México, Secuestro Ignorado”, empezó fuerte, pero cojea en las ultimas palabras porque la verdad de la frontera casi nunca es tan simple como los extranjeros piensan.

Los residentes de Matamoros, México, son victimas de un aumento de violencia de pistolas de los carteles.  Cuando los dos organizaciones criminales mayores pelean en las calles de la cuidad, directamente a través de Brownsville, Texas, ciudadanos mexicanos que quedaron atrapados por el fuego cruzado son matado y dolido con impunidad.

Al mismo tiempo- y esto es el parte de el cuento que el reportero del NYT echo a perder- el militar mexicano designado a proteger los residentes son, lejos de ser violentes, cada vez más culposo.

Pero el cuento no termina aquí.  Aunque Sr. Cave pinta un dibujo con gran cuidado sobre la familia Cazares que ha sido victimizado en Matamoros, falta la visión general más grande.  Ciertamente es la verdad que hay un aumento de crímenes indirectos al pensar de los narco-trafficantes y sus esbirros oportunitos, y ciertamente muchos de estos crímenes, como lo contra la familia Cazares es trágico.  Pero algún residente de la frontera sabe lo que Sr. Cave aparentemente no sabe: no es tan solo los autoridades y oficiales al lado sur del Río Grande quien están incapaces y corruptos.

Mientras el reportero fielmente detalla los secuestros masivos de la familia Cazares, sus intentos a pagar los secuestradores, y la familia recurando a los autoridades mexicanos corruptos cuando no tenían otro remedio, suene como solo necesitan muchísimos Texas Rangers o agentes del FBI.  Cuando llegan, dicho agentes o policía van a, uno por uno, encontrar los criminales, salvar las victimas, y todavía tener tiempo para hacerle adiós por la camera cuando termina el episodio de la televisión.

Desafortunadamente injerto, corrupción, y ineptitud en la policía no detengan en el Río Grande que separa Matamoros de Brownsville.  El sur de Texas tiene muchísimo corrupción en la policía.  Es evidente que el Sr. Cave no sepa la historia regional.

El mismo reportero no cayó una lección mayor, que puede aprender de las tribulaciones de una familia de la frontera: ya que los crimines pasó en Matamoros, los crímenes nunca van a aparecer en el “FBI Uniform Crime Reports”.  De hecho, de la punta de vista de la policía Americana y el diálogo político nacional de crimen en la frontera, estos secuestros múltiples de la familia Cazares nunca pasaron.

Por qué? Porque aunque algunos de los victimas tenían doble ciudadanía, los crímenes ocurrió en las casas y en las calles de Matamoros.  Otra vez podemos concluir – mira las estadísticas reunidos por el FBI- que la frontera del EEUU y México está una lugar seguro para vivir.

Desafortunadamente la realidad de la frontera esta mucho más complejo que los políticos de ambos partidos van a admitir.  También están las soluciones siempre y cuando el New York Times estropea el cuento.

About these ads
This entry was posted in En Espanol (Spanish Translations). Bookmark the permalink.