23 en un Camión

(A favor, comparte con amigos este blog sobre temas de la frontera, la immigracion, y eventos corrientes.  Translated by Jessie Hollingsworth originally posted 7/6/12.)

Mientras el “Undocu-bus” pasó por Denver, Colorado el viernes pasado en camino a la convención democrático en Charlotte, North Carolina, una persona sana puede preguntar que es todo el político.  Puede este grupo de inmigrantes indocumentos confesados cambiar los corazones y mentes de las demócratas en su convención nacional? Y el público como millas largas a North Carolina por muchos estados que reciente han pasado leyes contra la inmigración.

Son preguntas legitimas pero por el elefante en el cuarto que nadie quiere reconocer. El monstruo invisible es el archivo de gobierno federal sobre la inmigración desde el Congreso votó a pasar el Immigration Reform and Control Act (IRCA) de 1986.

Ambos partidos admitan nuestra política de inmigración esta roto y tiene que fijarla, pero su inactividad de legislación esta superado por la retórica.  Aquí estamos mas de veinticinco años después de la IRCA y todavía los temas de la inmigración no han desaparecidos a pesar de la perezosa del gobierno federal y las leyes de los estados como la de Arizona, que son intentos a cambiar lo que dice el Tribunal Superior es un problema nacional.

A pesar del orden ejecutivo de Obama para guardar cientos de millones de niños de estar deportado, niños que les trajeron por sus padres quien son inmigrantes ilegales, el problema fundamental que nuestros legisladores federales año después de año fallan de dirigirse, no va a desaparecer.

Un ejemplo del sistema roto? Mientras la nación puso su atención en los asesinatos trágicos en Aurora, Colorado, y Oak Park, Wisconsin, un camión chocó cerca de Berclair en el parte sur de Texas.  Cargado con 23 pasajeros, 15 murieron en el acto y 8 mas murieron en el hospital.  Todos los ocupantes son de México o Honduras.  Una goma vieja es culpado por el choque que mató a 15 inmigrantes, pero el razón real no fue un camión pero una política nacional de la inmigración que le faltó.

Este accidente evitable perece pequeño de los 62 inmigrantes ilegales abandonados en el lado de la calle cerca de Victoria, Texas en mayo, 2003. Afortunadamente ellos pusieron en el camión pudieron contactar a los autoridades.  Pero no antes la muerte de 18 personas en la camión mientras los conductores manejaban sin saber en el Highway 77.

Desde empiezo las estadísticas en las 1990s, una medida de 450 personas cada año han muerto mientras cruzando ilegalmente en la frontera del sur de los EEUU.  Es probable que sea una subestima.

La punta del iceberg, los muertes la semana pasada en el sur de Texas, como es verdad de los que asfixiaron en el carrillo, son innecesarios y trágicos.  Los problemas con nuestro sistema de inmigración son muchos aunque los políticos continúan a hacer poco en relación al tema.  El improbable “Undocu-bus” es, menos un teatro política que un intento a poner presión en los políticos para sustituir IRCA con legislación atento enfrentando los temas de inmigración que cargan nuestro país.

This entry was posted in En Espanol (Spanish Translations), The ELECTION. Bookmark the permalink.